Compra hoy y recibe hoy x $1.990 (Sólo días hábiles)

0
Productos en tu carro
Total:
SKU CO13385

Peineta para ducha

Quedan 3 en stock
$3.990
Paga en 6 cuotas de $665 sin interés
Color
Cantidad
  • Tienda oficial Conair

    Tienda oficial Conair

  • Despachos a todo Chile

    Despachos a todo Chile

  • Despacho estándar gratis en RM

    Despacho estándar gratis en RM

Envío express
Despacho Express

Compra hoy y recibe mañana x $990: Despacho al día hábil siguiente, entre 15 y 21 hrs. Solo comunas de Santiago.(Sólo días hábiles)

Especificaciones

Tamaño Tamaño compacto, ideal para llevar de viaje
Tipo de uso Diario
GARANTÍA 3 Meses

Qué viene en la caja

Cepillo

Descripción de producto

Asegura un cuidado para tu cabello permanente junto a los cepillos que Conair tiene para ti. Logra un control óptimo para desenredar tu pelo de manera sencilla y sin daños, ya que es ideal para un uso diario. Ya sea que lo uses para hacerte retoques al mediodía o para peinarte con secador apenas sales de la ducha, este es el cepillo para usar en cualquier momento, obteniendo maravillas en cabello mojado o seco de cualquier largo. Además, cada cepillo cuenta con un mango suave al tacto para manejarlo con comodidad.

Características 

  • Ideal para peinados con secador
  • Suaviza y alisa el cabello grueso, rizado u ondulado
  • Te permite lograr ondas o rizos suaves
  • Añade cuerpo y volumen
  • El cuerpo de metal retiene el calor por más tiempo para que el cabello se seque rápidamente

Cómo limpiar un cepillo para el cabello en 3 simples pasos

Si rara vez piensas en el estado de tu cepillo, deberías pensarlo más porque el hecho de que tu cepillo esté limpio hará mucho más probable que te dé los resultados que deseas en comparación a uno obstruido por mechones de pelo y residuos de productos que te aplicas en el cabello.
¿Y para qué pasar un cepillo sucio por el cabello después de haberse tomado el tiempo de lavarlo y acondicionarlo?La buena noticia es que cuanto más a menudo limpies tus cepillos para el cabello, más fácil se te hará esta tarea y mejores serán los resultados que obtengas de ellos. Por eso, aquí te contamos cómo limpiarlo y mantenerlo preparado para que dé su máximo rendimiento.

De seguro te preguntarás cómo se atasca tanto cabello en las cerdas y cómo puedes sacarlo. Relájate, tenemos la respuesta.Cepillos planos: un peine hace maravillas. Colócalo en el fondo de las cerdas del cepillo y muévelo hasta que puedas tirar el cabello hacia arriba y hacia fuera. Gira el cepillo y repite hasta que todo el cabello se haya eliminado. El extremo de un peine de cola insertado entre las cerdas también puede ayudar a aflojar el cabello.
Cepillos redondos: afloja el cabello en varios lugares insertando un objeto de punta angosta entre el cabello apretado y la base de las cerdas (hemos oído hablar de bolígrafos, lápices, punzones, pinzas para hielo y destornilladores delgados, pero recomendamos el extremo de un peine de cola de ratón). Usa unas tijeras pequeñas para cortar el cabello suelto entre las columnas de las cerdas y sácalo por trozos.
 
Ahora que puedes ver hasta la base de las cerdas, es hora de llevar la limpieza del cepillo al siguiente nivel. Sabemos lo que hay ahí abajo: polvo, suciedad, pelusas, acumulación de productos capilares, aceites y escamas de piel.
No es algo agradable y tenemos que solucionarlo.Llena tu lavamanos o un tazón de buen tamaño con agua tibia. Añade una gota de shampoo (puedes usar shampoo para bebés, jabón líquido u otro shampoo transparente). Muévelo para que haga espuma.Tu tipo de cepillo para cabello es importante en esta etapa:
  • Cepillos de plástico o metal/plástico: déjalos en el agua jabonosa y remójalos durante 3 minutos.
  • Cepillos con tela/almohadilla suave en la base: mételos en el agua jabonosa sin sumergir el relleno. Sumérgelos y agítalos en varias oportunidades.
  • Cepillos de madera: hay que hacer lo mismo que el punto anterior, es decir, sumergir y agitar. Sumergir totalmente un cepillo de madera podría degradar la madera y su acabado.
  • Cepillos de cerdas naturales: según el mango y el material de base, no hay nada malo en remojarlo durante unos minutos. Muchos cepillos de cerdas naturales tienen una base y un mango de madera; en ese caso, límpialos como si fuera un cepillo de madera.
  • Después de jabonar, remojar y remover, enjuaga muy bien el cepillo bajo agua tibia. Si se ve bien, procede al paso 3. Si no te sientes cómodo con los resultados, frota el cepillo y la base con un cepillo de dientes limpio con cerdas suaves para eliminar todo lo que quede y enjuaga de nuevo.

Limpia el cepillo con un paño limpio y seco y agítalo sobre el lavamanos para eliminar el exceso de agua. Todos los tipos de cepillos necesitan ser limpiados, pero la forma de secar el tuyo dependerá de su tipo (y del clima):
  • Cepillos de plástico o de plástico/metal: colócalos boca abajo en una toalla limpia y seca y déjalos secar al aire durante la noche.
  • Cepillos con tela/almohadilla suave en la base: si vives en un clima seco, puedes colocarlos boca abajo en una toalla limpia y seca para que se sequen al aire durante la noche. Si el clima es húmedo, recomendamos usar el secador de cabello, evitando un resultado mohoso.
  • Cepillos de madera: en un clima seco, estos deben secarse bien durante la noche. Intente colgarlo de la ducha para que el aire se mueva libremente a través de las cerdas apretadas. En un clima de alta humedad, usa el secador de cabello en un nivel bajo para extraer la humedad antes de colgarlo.
  • Cepillos de cerdas naturales: al igual que los cepillos de madera, estos necesitan mucho flujo de aire para secarse. Lo mejor es colgarlos, aunque también puedes colocarlos sobre una toalla limpia y seca en una humedad baja durante la noche. En una humedad más alta, sécalo con el secador de cabello en un nivel bajo para acelerar el proceso y mantener a raya el moho.

No limpies habitualmente el cepillo, pues puedes dañarlo

Para evitar la acumulación y facilitar la limpieza, asegúrate de enjuagar o limpiar rápidamente los cepillos una vez a la semana. Si eres constante, probablemente solo necesites darles una limpieza profunda una vez al mes.
Y no limites la limpieza a las cerdas y los barriles. La suciedad, la mugre y los residuos de productos también pueden acumularse en los mangos, así que recuerda limpiarlos también.
Ya sea que limpies tu cepillo favorito, un cepillo de madera, un cepillo para desenredar el cabello o cualquier otro tipo, les darás un mejor uso si los mantienes limpios.

 

Reviews