Compra hoy y recibe hoy x $1.990 (Sólo días hábiles)

0
Productos en tu carro
Total:

Independientemente de si tu piel es normal, seca, grasa o una combinación de diferentes tipos, se beneficiará de una rutina de limpieza que elimine y remueva la suciedad, el maquillaje y el exceso de grasa.

El mercado del cuidado de la piel a nivel mundial se ha convertido en los últimos años en una industria de más de 100 mil millones de dólares. Las lociones, pociones y soluciones caseras que afirman que pueden mejorar, afirmar y revitalizar la piel siguen fascinando a los consumidores de todo el mundo.

Con precios que varían desde el costo de un frasco de aceite de coco hasta productos sumamente costosos con ingredientes imposibles de pronunciar, recorrer un pasillo de productos para el cuidado de la piel puede desconcertarte y es probable que te preguntes cuál es la mejor manera de invertir en la salud y la belleza de tu piel.

La buena noticia es que muchos dermatólogos coinciden en que puedes mejorar y proteger tu piel sin tener la cuenta bancaria de una celebridad. Por lo general, su consejo comienza con un programa de sentido común:

  • Prevenir el daño causado por el sol: usar un bloqueador solar de amplio espectro que bloquee los rayos UVA y UVB.
  • Nutrirte desde el interior: mantente hidratada y sigue una dieta saludable.
  • Mantente lejos del tabaco.
  • Invierte en un humectante específico para tu tipo de piel.
  • Recuerda: una piel impecable comienza con un estilo de vida saludable y una limpieza profunda.

¿Qué tan limpia está tu piel?

Como la primera defensa contra muchas toxinas (partículas que se transportan por el aire y cualquier otra cosa que vuele) nuestra piel entra en contacto con diferentes elementos las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Hay diferentes puntos que debes tener en cuenta: 

  1. Según nuestro estado bioquímico, es posible que las glándulas sebáceas funcionen más de lo normal para aumentar los aceites naturales que lubrican y protegen la piel. 
  2. Las células de la epidermis se renuevan constantemente. 
  3. La temperatura y los niveles de humedad pueden provocar escalofríos o sudoración. 

En conclusión, nuestra piel trabaja mucho y no debería sorprendernos que los profesionales quieran que prestemos atención a su limpieza.

Antes de aplicar el bloqueador solar y la crema o serum humectante cada mañana es imprescindible limpiar la piel. Y cuando llega la hora de acostarse, debes remover el polvo y la suciedad para evitar futuros problemas. Si usas maquillaje, tienes trabajo adicional por hacer.

Pon a prueba este experimento para ver qué tan bien funciona tu rutina:

  • Al final del día, lava el rostro como lo haces normalmente.
  • Con un paño de limpieza facial o una toalla blanca, limpia delicadamente las mejillas o la frente.
  • Si ves suciedad o residuos de maquillaje en el paño, tienes evidencia de que la piel no está tan limpia como debería.

Prueba la limpieza sónica

Los cepillos sónicos o giratorios sumados a tu limpiador facial ayudan a remover la suciedad y el maquillaje. Muchas veces estos dispositivos manuales tienen cabezales extraíbles diseñados para tu tipo de piel. Ya sea que tengas piel áspera, grasa, normal, seca o sensible, encontrarás un cepillo apto para ti. Muchos fabricantes también ofrecen cabezales de cepillo para usar en el cuerpo, los cuales brindan beneficios de los pies a la cabeza.

La tecnología sónica ofrece delicadas oscilaciones para lograr resultados potentes. De hecho, pruebas clínicas demuestran que los cepillos sónicos pueden remover más grasa y más suciedad de la superficie del rostro en comparación a usar los limpiadores solos; además, minimizan el aspecto de los poros y reducen el enrojecimiento.* Esto, sin contar que la piel recibe una delicada exfoliación y se prepara para la humectación luego de una breve sesión con el cepillo sónico.

*Mira los resultados de pruebas clínicas independientes y de las encuestas a los consumidores cuando utilizas la solución para el cuidado de la piel con tecnología sónica True Glow® de Conair.

Presta más atención a los poros

Si tuviste la suerte de tener poros prácticamente invisibles o si luchas por ocultarlos, un tratamiento delicado con vapor puede combatir las impurezas persistentes para ambos casos.

El vapor abre los poros y elimina delicadamente el exceso de grasa, la suciedad y los residuos de cosméticos. Y si a ello le sumas un buen limpiador, el resultado será una piel verdaderamente hermosa. El vapor aumenta la hidratación del rostro y puede mejorar su tonicidad y elasticidad.

Cuando termines de aplicar vapor y realizar la limpieza, asegúrate de cerrar los poros con un chorro de agua fría. Algunos vaporizadores faciales incluyen una función de rocío fresco para enfriar y cerrar los poros delicadamente, además, proporcionan más tiempo para la hidratación.

Conoce tu tipo de piel (tal vez no sea el tipo que crees)

Las estaciones, las hormonas, los ambientes, la edad y prácticamente todo lo que hagas puede afectar tu piel. Esto significa que con el paso del tiempo, los climas y microclimas, la cantidad de agua, la cantidad de grasa y el nivel de sensibilidad de la piel pueden variar. Es muy probable que tu tipo de piel no sea el mismo que hace 10 años; sería bueno volver a evaluarla de vez en cuando.

La piel normal generalmente tiene las siguientes características:

  • Color saludable
  • Sin o pocas erupciones de acné
  • Poros pequeños, casi imperceptibles
  • Sin zonas visibles de piel escamosa

Es probable que la piel grasa tenga el siguiente aspecto:

  • Poros grandes y visibles
  • Brillo 
  • Puntos negros
  • Espinillas

Evidencia de piel seca:

  • Tez opaca y áspera
  • Zonas enrojecidas visibles
  • Áreas agrietadas, escamosas y/o con comezón
  • Poros menos visibles
  • Líneas de expresión y arrugas
  • Sensibilidad a los jabones, lociones y factores ambientales

Una piel mixta puede tener las siguientes variaciones:

  • Áreas con poros de mayor tamaño
  • Erupciones en áreas específicas
  • Frente, nariz y barbilla con aspecto graso
  • Piel seca o normal en los costados del rostro y otras áreas

Conocer tu tipo de piel te ayudará a seleccionar los productos de limpieza, de humectación, bloqueadores solares y maquillaje adecuados para evitar errores costosos.
Lee las etiquetas y las recomendaciones que te ayudarán a determinar los productos que mejor se adaptan a tu tipo de piel particular.

Y recuerda: si en el fondo del cajón tienes tubos o botellas de productos para el cuidado de la piel a medio usar que están por vencerse, significa que no son las adecuadas para tu tipo de piel.